En Ostula los civiles dispararon primero: Grupo de Coordinación Michoacán

El Grupo de Coordinación Michoacán hizo pública su postura respecto a los hechos ocurridos el pasado domingo en Ostula, municipio de Aquila.

La versión oficial de los hechos afirma que los elementos de seguridad llegaron a retirar camiones que habían sido incendiados por los pobladores y que ellos agredieron primero con palos, piedras y gases lacrimógenos a los integrantes de ejército y Marina.

También se señala que los civiles pusieron al frente de la manifestación a mujeres y niños y que una vez que los elementos respondieron la agresión con gases lacrimógenos los civiles armados dispararon desde la maleza.

A continuación texto íntegro del comunicado del Grupo de Coordinación Michoacán y los videos presentados de lo ocurrido en Ostula:

 

 

Las acciones operativas del Grupo de Coordinación Michoacán tienen como fundamento el estricto apego a la ley y respeto a los derechos humanos, en congruencia con estos principios, queremos informar de manera precisa lo sucedido el domingo 19 de julio en el municipio de Aquila:

La Secretaría de Seguridad Pública pidió a Cemeí Antonio Verdía Zepeda presentar en Morelia las camionetas blindadas que le fueron asignadas, con el propósito de validarlas en un proceso de actualización de datos frente al proceso de entrega-recepción de la administración estatal; sin embargo, a solicitud de él, dicha validación y verificación se realizaría el domingo pasado en la comunidad de La Placita, municipio de Aquila.

Alrededor de las 10:20 horas, durante la realización de esta inspección a cargo del personal operativo y administrativo de la SSP, agentes de la Policía Ministerial de la PGJE, que realizan patrullajes de rutina en la región de manera conjunta con corporaciones federales y estatales,  detectaron que Verdía Zepeda portaba armas que no corresponden a las de uso oficial de la Fuerza Rural, por lo que fue detenido.

En este sitio fueron asegurados dos fusiles: uno calibre 7.62 (Cuerno de Chivo) y otro .223, un arma corta 9 mm y 69 cartuchos útiles de diversos calibres.

Mientras esto sucedía, fuerzas de seguridad desplegadas en el municipio recibieron reportes de que simpatizantes de Cemeí Verdía se organizaban para realizar bloqueos carreteros e impedir el traslado del detenido. Con el propósito de evitar un conflicto mayor, personal de la Procuraduría estatal solicitó apoyo al personal militar para hacer el traslado en helicóptero a Morelia y ponerlo a pronta disposición de la autoridad competente, en este caso, Procuraduría General de la República.

Aproximadamente a las 12:30 horas, Cemeí Verdía fue presentado ante la delegación de la PGR en la capital de estado, donde firmó el acta de lectura de derechos, con lo que acredita que fueron respetadas sus garantías en todo momento.

A las 14:00 horas se detectaron protestas de personas afines a  Cemeí Verdía en las comunidades de Xayacalan y el Duin.  Estas manifestaciones fueron desactivadas sin confrontación con las fuerzas de seguridad; sin embargo, en la localidad de Ixtapilla fueron retenidos elementos del Ejército, por lo que se requirió apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública que ordenó el desplazamiento de policías antimotines desarmados.

A las 15:00 horas, en el crucero a la población de Ostula sobre la carretera Manzanillo-Lázaro Cárdenas, personal de la Marina y el Ejército retiraron del camino un tráiler que fue incendiado para bloquear el tránsito.

Aproximadamente a las 16:00 horas se detectó otra camioneta propiedad de la Comisión Federal de Electricidad a la que prendieron fuego para bloquear la circulación sobre el puente de Ixtapilla, hechos por los cuales existe la denuncia penal correspondiente. En el lugar, protestaban civiles armados con  palos, machetes, varillas, piedras y gas lacrimógeno. Los manifestantes colocaron al frente a mujeres y niños, detrás de ellos se pudo observar a hombres que portaban armas de fuego.

Elementos del Grupo Antimotines, sin portar armas de fuego, arribaron al lugar de la manifestación en Ixtapilla con el propósito de hacer labores disuasivas.

Las fuerzas militares lograron retirar la camioneta que bloqueaba la circulación sobre el puente; sin embargo, cuando el convoy de elementos del Ejército y los policías antimotines avanzaban sobre la carretera, fueron agredidos con piedras y palos por parte de los civiles que también arrojaron los gases lacrimógenos.

Como resultado de la agresión, fueron heridos un elemento del Ejército y otro más del Grupo Antimotines, a causa de golpes e impactos de piedras.

El Grupo Antimotines respondió a la agresión con la activación de gases lacrimógenos y de humo, con el propósito de dispersar a los manifestantes; el caos fue aprovechado por civiles armados que se retiraron del lugar y se ocultaron entre la maleza.

Cuando las fuerzas de seguridad federales y estatales continuaban su avance sobre el puente Ixtapilla, se escucharon detonaciones de arma de fuego, al parecer activadas por personas escondidas entre la maleza.

En consecuencia del ataque, resultaron heridas cinco personas que no se encontraban en el lugar de la manifestación, estaban en un restaurante. Un menor de edad y una persona adulta recibieron impactos de bala, y tres personas más presentaron heridas provocadas por esquirlas. Siendo todos los lesionados trasladados a Tecomán, Colima, en ambulancias de la Cruz Roja y Policía Federal para su atención médica.

Lamentablemente, un menor, de 12 años de edad, falleció el día domingo.  Y los cuatro heridos, fueron dados de alta durante las primeras horas de hoy.

Derivado de la necropsia realizada al cadáver del menor de 12 años, se establece que presenta una herida en el ángulo interno del ojo derecho, donde se encontró un  fragmento muy pequeño de bala cuyo calibre no ha podido ser determinado. Esta lesión es atípica puesto que el proyectil entra deformado; es decir, pega en otro lado y se aloja en el rostro.

El Grupo de Coordinación Michoacán lamenta y rechaza las agresiones a las autoridades y a la propia población civil; el Gobierno del Estado ofrece  a las familias de los afectados todo el apoyo que sea necesario para subsanar, en la medida de lo posible,  el daño de que fueron objeto.

El Grupo de Coordinación Michoacán reitera su vocación de proteger a la población, actuando siempre en apego a la legalidad y con pleno respeto a los derechos humanos, por ello, no escatimará en recursos para esclarecer esta agresión  que pretende manchar el trabajo de las fuerzas militares y de seguridad pública en el estado, además de lastimar a  la sociedad.

La PGR y la PGJE trabajan de manera conjunta en las investigaciones para esclarecer los hechos y deslindar responsabilidad.

El Grupo de Coordinación Michoacán hace un  llamado a la población a no obstaculizar el desarrollo  de las investigaciones periciales y coadyuven con ellas, ya que de esto depende la resolución del caso y el castigo a los culpables.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.