En caso de incidentes, funcionarios de casilla facultados para detener elección: INE

Ciudad de México, 4 de junio 2015 (Círculo Digital).- En caso de alguna eventualidad durante las elecciones, los funcionarios de casilla tienen la facultad de suspender la votación e incluso solicitar el apoyo de la fuerza pública si el incidente ocurre durante el traslado de la paquetería electoral al Consejo Distrital, informó el consejero del INE, Enrique Andrade.

Ello, luego de los incidentes ocurridos en Oaxaca, donde profesores de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantienen en su poder las 11 juntas distritales, en cuyo interior se encuentran los equipos de cómputo que integran el Programa de resultados Electorales Preliminares (PREP).

Entonces, “dependiendo de cuál es el ambiente de seguridad que se tenga el domingo, los funcionarios de casilla sí tienen la responsabilidad y la facultad de llamar a la fuerza pública en caso de que fuera necesario para asegurar que los paquetes electorales lleguen al Consejo Distrital”, expuso.

El consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) refirió en entrevista que el traslado de la paquetería electoral se lleva a cabo una vez que se termina la jornada electoral.

Si no hay ninguna persona formada para sufragar, se cierra la casilla, se lleva a cabo el conteo de votos obtenidos durante la jornada comicial para posteriormente, trasladar la paquetería al distrito electoral.

“Si hay algún riesgo en la seguridad del traslado del paquete, se debe pedir el apoyo de la fuerza pública”, remarcó el también presidente de la Comisión de Capacitación Electoral y Educación Cívica.

En caso de algún incidente que ponga en riesgo a los ciudadanos presentes o a los funcionarios de casilla, se suspende la votación, añadió.

Andrade González comentó que en caso de que el INE no pueda ingresar a más tardar este viernes al mediodía en las juntas distritales, estaría en riesgo el PREP de esos distritos.

También estaría en riesgo el Sistema de Información de la Jornada Electoral (SIJE), mediante el cual se reportarán todos los incidentes que ocurran durante la jornada electoral, abundó.

De tal suerte que “buscaríamos otras alternativas para tener los datos suficientes para poder alimentar el PREP, pero lo que sí creo es que no podríamos garantizar la confiabilidad que tendríamos si pudiéramos entrar a las oficinas”, dijo.

El consejero del INE precisó que el personal encargado de operar el PREP está capacitado para hacer su trabajo en los equipos de cómputo instalados en las juntas distritales, no en equipos alternos.

Sin embargo de no ser liberadas las juntas, “sí podríamos hacerlo, pero con un cierto riesgo que no podríamos garantizar la misma confiabilidad que garantizamos con nuestros sistemas”, concluyó. (Notimex)