Percepción de corrupción no ha bajado en México

Cuando Andrés Manuel López Obrador tenía 44 años, México ocupaba el lugar 55 en corrupción, esto de acuerdo a Transparencia Internacional; actualmente está en el sitio 135 del ranking. Sin embargo, el ascenso de categoría se debe a que el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) ha crecido en 95 países, más de los que fueron analizados en 1998.

El IPC actualmente califica a 180 países, puntuándolos de 0 a 100, que va de percepción alta a muy baja de niveles de corrupción sobre el sector público.

Durante el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) se registró un altibajo en la percepción de los mexicanos en esta materia; en 1997 el IPC era de 27 y ocupaba el lugar 47; un año antes, en 1996, las calificaciones eran de 33 y 38, respectivamente.

AMLO afirma que en los últimos años México ha descendido 75 lugares en materia de corrupción. En 1998 el País ocupaba el lugar 55 en el ranking y un índice de 33; actualmente ocupa el 135 con un índice de 29. Este lugar lo comparte con países como Honduras, Kirguistán, Laos, Papúa Nueva Guinea, Paraguay, República Dominicana y Rusia.

No obstante, se puede traducir que los lugares que México ha descendido se deben a que en los últimos 20 años, de los que hace mención AMLO, tan sólo se evaluaban 85 países (en 1995) mientras que el 2001 fueron 91 y en actualmente son 180.

Lo alarmante es que, durante dos décadas, no ha variado mucho la percepción de corrupción que los mexicanos tienen hacia los funcionarios. Pese a los esfuerzos por establecer nuevos sistemas anticorrupción y reducir los índices, los resultados no se ven reflejados. La “mejor” calificación obtenida se dio en el 2001, con 37 puntos porcentuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *