El Valle de Apatzingán será la mejor región productiva de Michoacán, asegura Silvano

Cientos de personas brindaron un caluroso recibimiento a Silvano Aureoles, que en esta cabecera municipal dio inicio a un nuevo recorrido por la tierra caliente. Habitantes de varias comunidades como, El Montoso, Pinolapa, Colomotitan, La Romera, Corongoros, entre otras presentes, le mostraron su respaldo al candidato.

En este importante y productivo municipio dónde la agricultura y la ganadería son la base de la economía, Silvano Aureoles escuchó las solicitudes de los productores del lugar, entre las que destacaron apoyos para mejorar los hatos ganaderos y el establecimiento de un empaque de limón; además de impulsar la producción de algodón del lugar pues este cultivo es una importante fuente para la creación de empleos.

En el jardín principal se aglomeraron más de 2 mil personas atentas al mensaje del candidato que invitó a todas y todos a formar parte del Nuevo Comienzo, que permita, “sacar a Tepeque y a todo el valle de Apatzingán adelante”. Somos un estado generoso, dijo, “con buenas tierras, agua y gente trabajadora, pero nos hemos quedado muy rezagados”.

Esta región se quedó abandonada, reconoció el próximo gobernador, “como si no hubiera gobierno del estado, por eso voy a estar en la tierra caliente, en el lugar donde los problemas deben resolverse y yo voy a ser responsable de ofrecerles las condiciones de seguridad que merecen”.  Todo se abandonó a tal grado, continuó,  “que terminaron gobernando los delincuentes, pero eso se acabará con mi gobierno”.

El valle de Apatzingán empieza en Santa Casilda y termina en la parte alta de Tepalcatepec, son 200 mil hectáreas que pueden dar para mantener a Michoacán y a México, pero no hemos aprovechado esta condición.

Silvano Aureoles destacó la vocación agrícola y ganadera de Tepalcatepec y de todo el valle de Apatzingán, mencionó que la con la producción de las 200 mil hectáreas, desde Santa Casilda hasta la parte alta de este municipio, “pueden dar para mantener a Michoacán y México  “y se debe aprovechar esa condición”. Y para lograrlo se comprometió la tecnificación del riego para  aprovechar la riqueza hídrica de la región, tecnificar 50 mil hectáreas por año y mecanizar el campo. Semilla mejorada y fertilización, con productos amigables con el medio ambiente.

Y como ha sostenido durante toda su campaña, el tema que más interesa es invertir para el desarrollo de la agroindustria, que de valor agregado a los productos, al mango, limón, toronja, plátano, y también a la producción lechera, para lograr empleos permanentes, seguros y estables que permitan a las familias la creación de un patrimonio. “El valle debe ser la mejor región para producir y para vivir”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.