“El deporte salvó mi vida”, Samuel Molina

  • El arquero michoacano recién consiguió su boleto a Tokio y en charla dentro de Inspiración Deportiva, compartió cómo el deporte le ha cambiado la vida.

Morelia, Michoacán, a 31 de marzo de 2021.- El fin de semana pasado, Samuel Molina cumplió uno de sus más grandes sueños al obtener su boleto a los Juegos Paralímpicos de Tokio dentro de la disciplina de tiro con arco, convirtiéndose así, en el primer arquero en la historia de la entidad en calificar a la justa veraniega.

Fue en el programa Inspiración Deportiva transmitido en redes sociales por la Comisión Estatal de Cultura Física y Deporte (Cecufid), que el arquero de Apatzingán compartió cómo el deporte le salvó la vida, pues aseguró que cuando parecía que ya nada tenía sentido en su vida, el para- tiro con arco, se hizo presente y hoy lo tiene con boleto a Tokio.

Entrevistado por el director general de Cecufid, Jorge Abdiel Díaz Acevedo, Samuel Molina recordó lo complicado que fue perder sus piernas tras un accidente y seguir adelante.

 “Yo a raíz de mi accidente tuve una depresión muy fuerte, tuve incluso, me da pena decirlo, la idea del suicidio, que pasó por mi mente porque no veía la salida pero el deporte me ayudó; salvó mi vida”, aseveró Samuel Molina.

Recordó cómo con la ayuda de su familia, pudo salir adelante y encontrar en el deporte un gran aliado, con el cual, se retó a sí mismo para cumplir el gran sueño de llegar a unos Juegos Paralímpicos, hazaña que consiguió el pasado fin de semana en el Panamericano celebrado en Nuevo León y con la que escribió ya, su nombre en la historia del deporte michoacano.

 “Yo empecé con el profesor Juan Antonio Concha en Apatzingán; él fue el que me metió en esto, creyó en mí. Posteriormente, en una competencia fue que conocí a Sandra Loza y de ahí no hemos parado. Esto es apenas el principio, yo lo que busco es ser ejemplo, fomentar el deporte y a la vez, servir como inspiración, de que ante cualquier adversidad, se puede salir adelante y que el deporte es un gran aliado”, indicó.

 

Sobre su pase a Tokio, confesó: “Ya me había visualizado en conseguir la plaza para Tokio y lograr buenos resultados para el país; me siento contento pero este es el primer paso, todavía falta mucho camino por recorrer”.

Aseguró que su meta es prepararse aún más fuerte durante los próximos seis meses para llegar de la mejor manera a la justa veraniega y ahí, cumplir otro sueño: ganar una medalla para México.