Diputados se reúnen con funcionarios de Sedatu para avanzar en la resolución de conflictos agrarios

La Comisión de Reforma Agraria se reunió con Ramón Sosamontes Herreramoro, jefe de la Oficina de la Titular de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), y el director en jefe del Registro Agrario Nacional, Froylán Hernández Lara, con el propósito de conocer el trabajo que desempeñan y avanzar en la resolución y atención de los conflictos de tierras con ejidatarios y comuneros.

El presidente de la instancia legislativa, diputado Jesús Serrano Lora (Morena), destacó que el agro mexicano requiere de la atención y arduo trabajo de los legisladores para lograr reformas en pro del campesino, el comunero y el ejidatario, “quienes trabajan de sol a sol para poder aportar su grano de arena en el fortalecimiento del país”.

Reconoció que los campesinos se enfrentan a millones de problemas en su día a día, pero desgraciadamente el agro ha sido abandonado; por eso el compromiso de esta comisión para que se avance en un proyecto que ayude a subsanar la crisis que está viviendo.

Serrano Lora destacó que el futuro del desarrollo agrario está condicionado a la solución acertada y oportuna de los múltiples conflictos y problemas relativos a la tenencia y usufructo de la tierra, los cuales “reclaman atención inmediata”.         La seguridad jurídica en la tenencia de la tierra conlleva a mejores prácticas agrícolas, mayores rendimientos de la producción agropecuaria y superiores niveles de vida para las familias campesinas, afirmó.

El Registro Agrario Nacional, dijo, juega un rol importante, ya que la propiedad social abarca más de la mitad del territorio nacional, que es poseída por ejidatarios y comuneros.

Por ello, sostuvo, se debe emprender una vigorosa agenda de trabajo, donde se plasme el sentir y el pensar del sector agrario del país, a través de una óptica propositiva y constructiva ante las condiciones desafiantes del contexto nacional e internacional.

Consideró obligatorio generar un desarrollo armónico entre los diferentes actores económicos del medio rural. “Me sorprende que hasta la fecha no se haya desencadenado un estallido social, pues los pueblos y comunidades están desesperadas porque se les dé una solución a sus problemas agrarios. Solo así podremos construir un México justo y solidario, tal como se propone en el Plan Nacional de Desarrollo 2012-2018”, afirmó.

Por su parte, Ramón Sosamontes, jefe de la oficina de la titular de la Sedatu, se comprometió a trabajar de la mano con los integrantes de la comisión, para que se haga justicia a los ejidatarios y se dé certeza jurídica al reconocimiento de las tierras.

Agregó que “este sexenio tiene como meta el que muchas personas digan: ‘esta es mi tierra’ y den felicidad con ello a sus familias”.

Subrayó que la dependencia abre sus puertas para realizar las gestorías necesarias, a fin de que todos los ejidatarios conozcan a detalle el funcionamiento del Registro Agrario Nacional (RAN).

Froylán Hernández de Lara, director en jefe del Registro Agrario Nacional, expuso que la propiedad social representa el 51 por ciento de la superficie, es decir, que los ejidatarios son propietarios de más de la mitad del territorio nacional.

Informó a los legisladores que, de acuerdo con los programas de regulación que ha llevado a cabo este organismo, al 31 de diciembre del 2015 se tenían 32 mil 31 núcleos agrarios, de los cuales 29 mil 649 son ejidos y 2 mil 382 son comunidades; de ellos, 3 mil 325 han sido beneficiados con los programas de regularización.

Refirió que el RAN tiene el encargo de la titular de la Sedatu y del Ejecutivo federal de atender todos los trámites pendientes a más tardar el próximo mes de marzo y que, a partir del 1 de abril, estos no demoren más de 60 días en ser concluidos.

Agregó que las solicitudes que más se atienden son las de adopción del pleno dominio de la parcela, título de propiedad, enajenación de derechos parcelarios, constancias de licencias de derechos y por sucesión.

Asimismo, explicó que el RAN se encarga de verificar que el apoyo a los ejidatarios se realice conforme a las normas de la dependencia. “Es una tarea grande, ya que el crecimiento poblacional requiere mayor atención”, indicó.

Consideró que el Registro Agrario Nacional debe ser “el brazo derecho de la Sedatu”, pues la economía y demografía del país han cambiado y es necesario adecuar el desarrollo territorial. Sostuvo que dichas mejoras dependen también de los municipios, ya que son responsables de la parte más importante del progreso urbano.

Destacó que sólo a través de mayor inversión en infraestructura tecnológica y simplificación de trámites, se acabará con la corrupción en la dependencia. “Hoy la gente paga por agilizar sus trámites, es decir, que haya gestiones que tarden hasta dos años para su resolución es un incentivo para la corrupción”.

Es importante, además, que todos los trámites de la institución sean públicos, a fin de transparentar los procesos. Indicó que es trabajo de los legisladores adecuar el andamiaje jurídico, para que el RAN brinde un servicio de excelencia.

El diputado Oswaldo Guillermo Cházaro Montalvo (PRI) señaló que en virtud de la carga de trabajo del RAN, otorgarle mayor certidumbre jurídica debe ser un propósito de la comisión.

Otros retos importantes, dijo, son incrementar el número de oficinas a nivel nacional, así como trabajar bajo un enfoque de integración y alineación de las atribuciones de la federación y los estados.

El diputado priista, José Hugo Cabrera Ruiz, subrayó que se debe atender el problema de los asentamientos irregulares, pues “muchas veces se escapan las inversiones en los estados, debido a que los gobiernos no dan certeza jurídica a la propiedad de las tierras”.

Asimismo, continuó, es imperante implementar una estrategia para acabar con la incertidumbre de los ejidatarios respecto al testamento agrario. “Vemos que al fallecer muchos ejidatarios no dejan estipulado quiénes son sus sucesores, lo que acarrea conflictos posteriores”, precisó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.