Detienen a Humberto Moreira; PRI se deslinda

El exgobernador de Coahuila Humberto Moreira Valdés fue aprehendido al llegar al aeropuerto de Barajas y enviado a una cárcel situada a 30 kilómetros de la capital española. No tiene derecho a fianza.

El también expresidente nacional del PRI fue detenido por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la policía española, acusado de lavado de dinero, corrupción y malversación de fondos públicos.

Fuentes de la Fiscalía Anticorrupción explicaron que la captura del político mexicano se debe a delitos presuntamente cometidos en territorio español, situación confirmada por su abogado, por lo que es ajena a los cargos que se le siguen en Estados Unidos.

Se detectaron movimientos sospechosos de importantes cantidades de dinero en varias cuentas de bancos españoles, cantidades no declaradas y que podrían provenir del lavado de dinero derivado del narcotráfico”, de acuerdo con la Fiscalía.

Antes de su traslado a la cárcel de Soto del Real, Moreira Valdés declaró por más de cuatro horas en las dependencias de la Audiencia Nacional. Estuvo “muy malhumorado, con tono desafiante y muy poco colaborador”, dijeron a Excélsior fuentes policiales.

En un comunicado, el PRI expuso que “las instituciones no son responsables de los actos de los individuos que las integran”, y pidió esperar al desarrollo de las investigaciones de la justicia española. “No hay que anticipar ni defensas ni juicios condenatorios.”

La Cancillería dio a conocer que la embajada mexicana “velará por que el caso se apegue al debido proceso”.

ARRESTAN A HUMBERTO MOREIRA
Humberto Moreira Valdés, exgobernador de Coahuila, fue detenido ayer por la policía a su llegada al aeropuerto de Barajas, en cumplimiento de una orden dictada por un juez de instrucción de la Audiencia Nacional Española, acusado de lavado de dinero y malversación de fondos públicos..

El arresto del también exdirigente nacional del PRI se efectuó en el control de pasaportes de la terminal aérea. Esposado, el político mexicano fue trasladado de inmediato hasta las dependencias judiciales de la Audiencia Nacional, edificio que alberga los juzgados especiales para delitos como terrorismo, narcotráfico, crimen organizado y de carácter financiero, entre otros de gran envergadura.

Moreira fue detenido por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la policía española, dentro de una operación dirigida por el juez Santiago Pedraz, aunque los interrogatorios fueron dirigidos por José de la Mata, quien se encontraba de guardia en el Juzgado Número 5.

En total fueron más de cuatro horas que Humberto Moreira estuvo declarando ante De la Mata, conocido en el mundo judicial español por lo pausado y minucioso en sus interrogatorios.

En todo ese tiempo, según pudo corroborar Excélsior con fuentes policiales presentes en la declaración, Moreira se mantuvo “muy malhumorado, con tono desafiante y muy poco colaborador” al contestar las preguntas que le iba formulando el juez.

SIN FIANZA

En un primer momento se informó en algunos medios que la detención de Moreira era una mera diligencia policial siguiendo una orden de captura decretada desde un tribunal de Texas (EU), que investiga los delitos cometidos por una red de lavado de capitales. Sin embargo, fuentes de la Fiscalía Anticorrupción española confirmaron a este diario que, pese a la existencia de esas diligencias, la operación de ayer “está desvinculada de la de EU y se fundamenta” en delitos presuntamente cometidos por el exgobernador de Coahuila “en territorio español”.

De acuerdo con la Fiscalía, “se detectaron movimientos sospechosos de importantes cantidades de dinero en varias cuentas de bancos españoles, cantidades no declaradas y que podrían provenir del lavado de dinero derivado del narcotráfico”, señalaron.

Ya en la madrugada, el juez aceptó la petición de la Fiscalía Anticorrupción y decretó el ingreso en prisión inmediata, de manera incondicional y sin fianza para Moreira, acusado de dos presuntos delitos: lavado de dinero negro y otro, por corrupción y malversación de fondos públicos.

A las 3:00 horas ya del sábado, fue trasladado en un furgón policial hasta la cárcel de Soto del Real, situada a unos 30 kilómetros al norte de Madrid.

Cinco miembros de su familia lo acompañaban al ser detenido; ninguno fue retenido. Antes de ser trasladado a prisión, uno de ellos pudo visitarlo por breves minutos en la Audiencia Nacional.

En un comunicado, la Cancillería mexicana confirmó la detención de Moreira en España. Destacó que la embajada mexicana “velará por que el caso del señor Moreira Valdés se apegue al debido proceso y con respeto a sus derechos humanos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.