Contraseñas corporales, la nueva tendencia en bancos, empresas y gobiernos

Con la evolución de la tecnología, podemos darle a cada uno de nuestros gadgets un toque más personal. Estamos en el punto en que esta originalidad no solo se trata de nuestro contenido, sino de que únicamente nosotros podamos acceder a él. Las contraseñas ya son del pasado, ahora tú eres la clave de acceso.

Casi cualquier parte de tu cuerpo puede usarse como forma de identificación. La disciplina que se encarga de medir un rasgo tuyo para darte entrada a ciertos datos se llama biometría.

Este mercado tiene un potencial muy grande, ya que en 2016 valdrá al menos 580 mdd en México, lo cual es un 15% de lo que otros países del mundo destinan, de acuerdo con la firma de análisis Markets and Markets.

Además, este mercado tendrá una curva ascendente, ya que la misma compañía indica que toda la industria valdrá cerca de 11 mil 700 millones de dólares el próximo año y 24 mil 448 millones de dólares para 2020 a nivel global.

En esta edición, responderemos todas las preguntas de la biometría y sus implicaciones.

¿Qué es la biometría? 

De acuerdo con Humberto López, presidente de la Asociación Mexicana de Biometría e Identidad (AMBI), este término es usado para describir una característica y un proceso. En ambos casos se caracteriza por ser una medición biológica (ya sea anatómica o fisiológica) y de comportamiento, que se puede utilizar para el reconocimiento automatizado.

“La biometría lo que busca es identificar a una persona a partir de una característica física. El mecanismo es como si tuviéramos varios códigos de barras en todo el cuerpo ya que son únicos”.

¿Alguna es mejor que otra? 

Las principales formas implementadas o estudiadas incluyen reconocimiento de huellas dactilares, rostro, iris, voz y geometría de la mano.
Muchas otras modalidades se encuentran en distintas etapas de desarrollo y evaluación como el DNA, las orejas, la forma de escribir o caminar, las venas e incluso el olor.

López declaró en entrevista para TECH-BIT que en la tecnología no hay biométrico perfecto, hay unos que cubren más porcentaje de la población y son más genéricos. Describió que depende mucho de las circunstancias y necesidades de seguridad, ya que incluso una persona cuyas manos están maltratadas no podría usar el detector de huella en su teléfono.

Sin embargo, por infraestructura y facilidad, el más usado es la huella digital (54%), seguido del iris (18%) y la identificación facial (15%), describió Markets and Markets.

¿Cuáles son sus beneficios? 

Según la Asociación Internacional de Biometría e Identificación (IBIA, por sus siglas en inglés), para los consumidores, la biometría es una forma efectiva para preservar la privacidad y la protección contra el robo de identidad.

Se indica que la tecnología también ofrece una alternativa conveniente a llevar documentos, recordar contraseñas y la introducción de números de identificación personal en los equipos personales, así como en las empresas.

Incluso se menciona que en las compañías y en el gobierno es una manera sencilla y rentable de conseguir una mayor productividad, porque se pueden recortar gastos, evitar fraudes, y se tiene un servicio al cliente, el cual es tanto consistente, como confiable.

¿Es segura esta tecnología? 

Por otra parte, el Instituto de Biométricas de Inglaterra apuntó que un registro de este tipo es una plantilla cifrada almacenada en forma digital. Por sí sola el registro no sirve de nada, porque no se puede reconstruir o revelar la identidad de una persona. “Las tecnologías no son intrusivas y no presentan ningún riesgo para la salud y la seguridad pública, ya que los estándares de seguridad para estas empresas son muy altas”.

Por su parte, Humberto López dijo que la seguridad en este formato es más confiable que una tarjeta de crédito tradicional o una contraseña numérica. “Además, no sólo es un tema de resguardo, sino de hacerlo más conveniente. Con las herramientas de pago se hace más fácil autorizar una transacción. El problema radica a quién concedo estos datos. Es como las redes sociales, yo decido qué tanto acceso le permito a otros y donde uso mi huella”.

De igual manera, añadió que es muy difícil falsificar estos procesos, pero depende mucho de la calidad de la tecnología que se usó para construir el sensor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.