Clínica de heridas del Hospital Civil: manejo especializado y exitoso del paciente con heridas y estomas

Con el propósito de estandarizar el servicio y con la finalidad de proporcionar una atención especializada de las heridas crónicas y agudas en pacientes con estos padecimientos, el Hospital General “Dr. Miguel Silva” cuenta desde el 2013 con una Clínica de Heridas, la cual es atendida por enfermeras altamente capacitadas.

Así lo informó, Maribel Barrera Ayala, encargada de este servicio, quién puntualizó que, “se trata de un espacio específico para el manejo especializado de pacientes con heridas e infecciones, principalmente con pie diabético, quemaduras, úlceras venosas, úlceras por presión y heridas traumáticas por accidente”.

Gracias a esta clínica, se ha beneficiado de manera directa a los pacientes y sus familiares, ya que disminuyen los días de estancia hospitalaria, que pueden oscilar de 8 a 15 días, situación que afecta a la economía familiar y a la de la propia institución.

Otro de los beneficios de contar con esta Clínica dijo, es que los pacientes pueden continuar con su tratamiento desde su hogar, posterior a una capacitación que se les brinda a familiares, se nos envían fotografías y a través de esa herramienta nosotros valoramos y continuamos el tratamiento, evitando el traslado al hospital.

La encargada de la Clínica manifestó que al día atienden un promedio de 30 heridas (más de 10 mil al año) y que los pacientes son atendidos tanto con terapias tradicionales con todo el rigor técnico científico; como con terapias alternativas, en las que se utilizan materiales como los imanes, las algas, el jabón zote y la miel, entre otros, productos que aceleran la cicatrización de las heridas sin ninguna alteración.

A decir de Leticia Yolanda Velazco Cruz, una de las dos enfermeras con las que cuenta esta Clínica, desde que iniciaron labores han atendido muchos casos de éxito como fue el de una paciente que estaba en terapia intensiva, la cual recibió dos tipos de terapia por presión negativa y de úlcera de presión, la cual evoluciono muy bien y la semana pasada regreso por su propio pie a revisión.

La atención se brinda de 07:00 a 15:00 horas de lunes a viernes; durante las primeras horas se revisan a todos los pacientes ambulatorios que acuden a consulta, así como a los programados y las interconsultas que el mismo hospital va enviando de cualquier especialidad: medicina interna, traumatología y cirugía.

“A partir de las 09:00 horas nos encargamos del área hospitalaria; es decir, de todos aquellos pacientes que presentan una lesión o que están en riesgo, pasamos a todos los pisos a revisarlos”, mencionó.

Cabe señalar, que la capacitación que recibe el personal de la clínica de heridas es constante y permanente, lo que permite ofrecer al usuario terapias innovadoras, especializadas, tradicionales y alternativas; utilizando y adaptando los insumos con los que cuenta el hospital para los tratamientos, con muy buenos resultados.

Finalmente coincidieron en señalar en que estos espacios coadyuvan a que los hospitales disminuyan los casos de infecciones y bajan la ocupación día-cama, ya que la incidencia de heridas y estomas se han incrementado entre la población en los últimos años.

TESTIMONIO

Salvador Alcalá, es un paciente diabético de 70 años de edad, refiere que el 9 de julio del año en curso sufrió una cortada en el dedo gordo de su pie izquierdo de aproximadamente 3 cm de profundidad, la cual con el paso de los días se infectó y ya mostraba presencia de tejido necrosado, fue atendido en un hospital privado, el diagnóstico: había que amputar dos dedos.

El 24 de julio acude al Hospital General “Dr. Miguel Silva”, donde se le canalizó de manera inmediata a la Clínica de Heridas y de ahí a la fecha ha recibido un tratamiento integral que le ha permitido ir sanando la herida y conservar sus dedos.

Actualmente, a un mes de estar acudiendo cada ocho días a curación, el señor Alcalá se ha hecho candidato a un injerto de piel, el cual se le realizará la próxima semana en la propia clínica.

“Tras varias curaciones, mi problema va teniendo solución, gracias a las manos profesionales de las enfermeras que ahora se han preparado para estar ahí en la Clínica de Heridas, un lugar aún poco conocido por médicos y pacientes, pero que en verdad viene a solucionar muchos problemas de salud. Por ello va mi testimonio de gratitud a las enfermeras que están en la Clínica de Heridas del Hospital General “Dr. Miguel Silva”, quienes se han convertido para mí en las manos de Dios”.

Finalmente, dijo que aunque la demanda de la Clínica es mucha, el trato y la atención han sido de primer nivel y totalmente gratuito, ya que sólo le ha tocado pagar el material de curación que ocupa en su casa, ya que se capacitó y adiestró a su familia para que se puedan hacerle las curaciones en su hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.