Celebran Día Internacional de los Museos en el Palacio de Bellas Artes

Ciudad de México, 17 de mayo (Maya Comunicación/Círculo Digital).– El Palacio de Bellas Artes rebosó de vida este domingo, no sólo por la celebración del Día Internacional de los Museos, sino también porque el festejo coincidió con el último día de exhibición de la muestra Henri Cartier-Bresson. La mirada del siglo XX.

 

Un continuo fluir de gente se registró durante el día para observar la primera gran exposición retrospectiva del fotógrafo francés, integrada por 398 obras, entre fotografías, pinturas, dibujos y películas, que dan testimonio del ojo artístico de Cartier-Bresson.

 

Sobre todo jóvenes y adultos, pero también niños y personas de la tercera edad, así como algunos turistas, aprovecharon este domingo para acudir al recinto de mármol y recorrer la retrospectiva del francés, cuya carrera fotográfica inició a finales de la década de 1920.

 

Aunque a las 11:00 horas tuvo lugar una visita guiada por esta exposición, había quienes preferían realizar de manera independiente su recorrido. “¡Mirá, México!” exclamaban algunos sorprendidos ante las fotografías tomadas por Cartier-Bresson en nuestro país.

 

Y es que la exposición La mirada del siglo XX muestra el cambio y evolución en la obra y trabajo del fotógrafo francés en los tres principales momentos de su vida: el primero, sus pasos iniciales en la fotografía, su contacto con el surrealismo y sus viajes a Europa, México y Estados Unidos; el segundo, su compromiso político y, el tercero, con la creación de la agencia fotográfica Magnum.

 

Los espectadores aprovecharon para tomar fotografías de las obras de Cartier-Bresson, considerado el padre del fotorreportaje, en el último día de exhibición, ya que la muestra que abrió el pasado 25 de abril cerrará sus puertas al público este domingo a las 17:30 horas.

 

“Yo escuché en la radio lo de esta exposición y me interesó venir”, señaló Eduardo Curiel, quien fue acompañado de su hija pequeña. “La traje porque no hay mejor forma de transmitir la cultura que desde chicos y ver diferentes perspectivas, cosas de arte, aunque ya estaba un poco desesperada”.

 

Aunque los interesados y los amantes de la fotografía admiraban con todo detalle las imágenes tomadas por Cartier-Bresson a lo largo del siglo pasado, los pequeños miraban de manera más rápida, por lo cual una joven continuamente preguntaba a su hijo qué había en la fotografía o cuál era el título para comprobar que pusiera atención.

 

El fotógrafo Iván López acudió también. “Ya es el último día, tenía que venir a ver el trabajo de Cartier-Bresson, además de aprovechar que se celebra a los museos y que la entrada es gratuita”.

 

Capitalinos y extranjeros también observaron la muestra Historia y arquitectura del Palacio de Bellas Artes en la que se hace un recorrido por la construcción del recinto cultural más importante del país en el marco de su 80 aniversario, para la cual se realizó una visitada guiada en punto de las 10:00 horas.

 

Como ya es costumbre, el Palacio de Bellas Artes estuvo repleto de gente. Algunos sólo entraban al recinto para tomarse una foto, para lo cual cualquier lugar, como las escaleras o los murales, era propicio para posar y hasta hubo momentos en que la gente tenía que hacer fila para entrar.

 

Y es que además de celebrar el Día Internacional de los Museos, que se realiza con el propósito de fomentar la conciencia pública sobre el papel de estos espacios en el desarrollo cultural y que este año giró en torno a Museos para una sociedad sostenible, el Palacio de Bellas Artes ofreció una amplia gama de actividades.

 

El Ballet Folklórico de México de Amalia Hernández y la Orquesta Sinfónica Nacional ofrecieron presentaciones, mientras que la Compañía Nacional de Danza presentó La sílfide y el escocés. Además hubo una plática de apreciación musical, Música de cámara y la presentación del libro Perfil de la derrota, de Rodrigo Garnica.

 

En la explanada del Palacio de Bellas Artes también hubo actividad, no sólo de los paseantes que se tomaban la foto con el recinto al fondo, pues se puso una carpa y una pantalla gigante donde se proyectaban videos sobre la historia del coloso de mármol y las distintas actividades que realizan diariamente.

 

Así se celebró como cada año el Día Internacional de los Museos, en donde más de 120 recintos de la Ciudad de México tuvieron eventos para toda la familia, como recorridos especiales, conferencias, charlas, espectáculos de música y danza; talleres, funciones de cuentacuentos y visitas guiadas, para comunicar a la sociedad la importancia que reviste la existencia de instituciones que divulgan el conocimiento, el patrimonio y cualquier otra manifestación de la cultura humana.