Autoridades municipales conmemoran aniversario luctuoso del emperador Azteca Cuauhtémoc

El último Emperador Azteca, Cuauhtémoc legó a la historia del país a un héroe  que puso las bases de una nueva conformación política y social en las épocas de la Colonia, la Independencia, la Reforma y la Revolución Mexicana, así se dio a conocer durante el mensaje alusivo al 491 Aniversario Luctuoso de dicho personaje histórico.

Ante autoridades municipales encabezadas por el Síndico, Fabio Sistos Rangel y el secretario del Ayuntamiento, Jesús Ávalos Plata, se mencionó que el último gobernante Azteca dejó una enseñanza con un principio de nacionalidad y su preocupación por quienes menos tienen, así como su gran intervención como dirigente y jefe militar, como patriota que sale a defender a su pueblo, acciones que deben ser retomadas hoy en día.

En este sentido, se precisó que en la actualidad se requiere de su ejemplo y de  su enseñanza  vertida en las instituciones que trabajan para fortalecer a la Nación, “se necesitan hombres con la templanza del héroe, que las acciones del pasado sean la guía para las nuevas generaciones, quienes serán las  encargadas de seguir   dando rumbo a la Nación para hacerla más fuerte y más competitiva, más dinámica y trabajadora, mejor preparada y sobre todo con mayor cultura para poder establecer mayores relaciones internacionales que sean beneficiarias de nuestra patria.”

En el acto llevado a cabo en la estatua ubicada en el bosque lleva su nombre en la ciudad de Morelia, se realizó una reseña histórica, en la que se subrayó que Cuauhtémoc nació  en1502 y murió el 28 de febrero del año 1525; fue un guerrero y el ultimo gobernante Azteca, antes de la caída de la ciudad capital Tenochtitlan en 1521.

El nombre de Cuauhtémoc significa » Uno que ha descendido del cielo Al igual que un águila en el momento que pliega sus alas y cae en picado hacia abajo para golpear a su presa, por lo que este es un nombre que implica agresividad y determinación.”

Hijo de Ahuizotl y primo de Moctezuma Xocoyotzin, el valiente Cuauhtémoc comenzó su mandato al frente del pueblo azteca, cuando los españoles ya habían sido expulsados de la citada Tenochtitlan. Esto no le impidió convertirse en un encarnizado enemigo de los conquistadores, sabedor de que tratarían de recuperar el terreno perdido y con el orgullo herido después de la matanza que lideró Pedro de Alvarado en la ciudad el 23 de mayo de 1520.

Cuauhtémoc centró sus esfuerzos en reorganizar el ejército mexica, reconstruir Tenochtitlan y fortificarla para aguantar el esperado nuevo embate español. Además, trató de buscar aliados en los pueblos más cercanos otorgándoles beneficios a cambio. Pero no fue suficiente. Hernán Cortés regresó y, con el apoyo de más de cien mil indígenas, reocupó la capital.

Derrotado, Cuauhtémoc trató de huir hacia Texcoco, pero fue capturado, hecho prisionero y durante algún tiempo torturado. Finalmente se le acusó de conspirador y murió en la horca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.