Autobús de una banda de música se accidenta en la autopista Siglo XXI; 6 personas lesionadas

Ziracuaretiro, Michoacán.- 6 personas lesionadas y pérdidas materiales por varios miles de pesos dejó como saldo el choque entre un autobús de una banda de música y dos camionetas, registrado la mañana de este martes en la autopista Uruapan -Pátzcuaro a la altura justamente de la caseta “remota” de San Ángel Zurumucapio.

Cabe señalar que ya en varias ocasiones se han registrado fatales accidentes en este punto de la autopista por lo que se está considerando quitarla, sin embargo esto debió de haber ocurrido en el mes de diciembre pasado.

Informes recabados en el lugar de los hechos señalan que por la autopista con dirección a Uruapan, circulaba un autobús de modelo reciente, propiedad del grupo musical «Javier Castillo y su banda Homenaje Norteño», cuando casi llegaba a la caseta de peaje el conductor se percató que no le respondían los frenos.

Por tal motivo optó rápidamente por introducirse a la desviación que conduce a San Ángel Zurumucapio, en donde nada pudo hacer por esquivar el choque contra una camioneta, marca Ford, doble rodado, y una camioneta de color gris, marca Suzuki, que estaban pagando la cuota, siendo proyectadas ambas unidades varios metros adelante.

La camioneta doble rodado se impactó contra la caseta de lámina que acaban de color precisamente a raíz de que ya en varias veces la han tumbado los carros que se quedan sin frenos y el autobús quedó en la acera derecha casi llegando al acceso de la Escuela Secundaria, en donde por fortuna no había menores en el exterior.

Cómo resultado 6 personas resultaron lesionadas las cuales fueron fueron auxiliadas por paramédicos de Rescate y Salvamento, siendo trasladadas a un hospital privado del municipio de Uruapan para recibir atención médica.

La vialidad con dirección a San Ángel Zurumucapio fue cerrada, hasta que autoridades correspondientes se hicieron cargo de realizar el peritaje y retirar las unidades a un corralón para deslindar responsabilidades.

Por: Rafael Pineda