Analizan los puntos de convergencia entre la literatura y la escena

Francisco_Hinojosa_Elena_Guiochins_Y_Rocio_Ceron_FSM_9454bLa dramaturga Elena Guiochins y el escritor Francisco Hinojosa abordaron las interrogantes: ¿Hasta dónde llevar la poesía o la narrativa en la escena?, ¿dónde se vuelve teatro o se convierte en un espacio en diálogo?, ello con la conducción de la poeta Rocío Cerón, la tarde de este miércoles 24 de junio en el Centro de Creación Literaria Xavier Villaurrutia.

 

En la charla Escenificar el texto: corporizar el lenguaje. La importancia del espacio, la escenificación, la teatralización, los autores hablaron de los puntos de convergencia entre la literatura y la escena.

 

Elena Guiochins comentó que el teatro necesita de la palabra y el cuerpo de un actor, por lo que el lenguaje adquiere vida y significado, mientras que un texto teatral precisa de la reescritura escénica para completar su sitio vital a través de la representación.

 

“Escenificar el texto es corporizar el lenguaje de la acción. En el teatro la acción persevera la palabra y el espacio al mundo. El teatro es el espacio vacío donde todo está por suceder. El lenguaje de los ensayos es como la vida misma”.

 

En tanto, el escritor Francisco Hinojosa coincidió con la integrante del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) que montar una obra implica una reescritura escénica, además de relatar algunas anécdotas sobre su experiencia al realizar una adaptación teatral de su libro La peor señora del mundo y la adaptación al cine del libro infantil La fórmula del doctor Funes.

 

El poeta, narrador y editor destacó que varios de sus lectores aseguran que sus textos son muy visuales y casi cinematográficos a partir de un poder evocador de imágenes y acciones.

 

Reconoció que el cómic ha servido de influencia en su trabajo y se consideró más un lector de poesía que de novela, al ser el género que lo guía y al cual recurre muchas veces cuando trata de ponerse a tono en sus escritos.

 

Entre sus autores favoritos citó a Octavio Paz, Xavier Villaurrutia, Jorge Luis Borges y José Gorostiza.

 

Sobre La fórmula del doctor Funes recordó que hace más de una década un director español se puso en contacto con él para hacer una adaptación al cine, sin embargo, al leer el guión se dio cuenta que no tenía nada que ver con la publicación  que va en su edición 16 con cerca de 250 mil ejemplares.

 

Fue hasta 2013 cuando el director mexicano José Buil inició la filmación de esta historia en la que el doctor Funes, un simpático viejito, encuentra la fórmula para rejuvenecer, convirtiéndose en un niño de 11 años que conocerá al pequeño Martín y su familia, además de enfrentarse al doctor Moebius, quien intentará robarle la pócima.

 

“Aunque se hizo una adaptación al lenguaje cinematográfico, el guión está apegado al libro”, dijo el autor quien es considerado uno de los más destacados en la literatura infantil y juvenil en lengua española.

 

Por su parte, Elena Guiochins aseguró que el momento primordial al escribir para la escena es cuando los personajes cobran vida, ya que  los diálogos son parte esencial del lenguaje teatral al ser una combinación de palabras dispuestas para que el espectador las traduzca en imágenes.

 

“El teatro no sólo es una síntesis, va más allá, porque se necesita condensar el espacio, los tiempos. Es un proceso interesante que implica una reescritura. Se convierte en otro idioma donde la palabra toma otro papel. La palabra está en función de una imagen que se despliega en ella”.

 

También habló del proceso creativo deTraslucid@, obra que reflexiona sobre el interrogante de la transexualidad y que fue seleccionada en la Convocatoria Nacional de la Coordinación Nacional de Teatro del Instituto Nacional de Bellas Artes para ser producida en su totalidad e integrar su programación, bajo la dirección de la propia autora.