ALDF urge al INE garantizar voto en pueblos indígenas

Ciudad de México, 5 de junio 2015 (Círculo Digital/MMSPress).- En el marco del proceso electoral del próximo domingo 7 de junio, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) exhortó al Instituto Nacional Electoral (INE) para que en el ámbito de sus atribuciones instrumente las medidas necesarias que garanticen el respeto irrestricto a la autonomía y libre determinación de los pueblos en la elección de sus autoridades como lo estipula el artículo 2° de la Constitución.

A través de un punto de acuerdo, el diputado del Partido de la Revolución Democrática, (PRD), Gabriel Godínez Jiménez, enfatizó que el exhorto obedece a dos puntos medulares, el primero basado en el pronunciamiento del Tribunal Judicial de la Federación de respetar la decisión de nombrar autoridades por usos y costumbres como sucede  actualmente en los estados de Campeche, Chiapas,  Durango, Guerrero, Jalisco, Nayarit, Oaxaca, Puebla, SaLuis Potosí, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz y Michoacán.

En segundo lugar, destacó que los habitantes de Cherán, Michoacán, temen que ante el pensamiento discriminatorio y racista del titular del INE, Lorenzo Córdova Vianello, al sostener una conversación telefónica con Edmundo Jacobo Molina, secretario Ejecutivo de ese Instituto, con contenido despectivo hacia los indígenas de Guanajuato, les instalen casilla el próximo 7 de junio a capricho de ese organismo electoral.

En ese sentido la diputación permanente de la ALDF dio su aval por mayoría de votos para que de existir la tentación por parte del INE de instalar casillas, se desista de hacerlo y respete la Constitución, así como la libre determinación de los pueblos indígenas.

Sostuvo que también fue una falta de respeto a la investidura de los indígenas que acudieron a una reunión  con Córdova Vianello para tratar asuntos electorales al no facilitarles traductores que permitieran una comunicación institucional, clara y sin entendimientos a medias por no hablar el español y él por desconocer su forma de hablar.

Mencionó que nuestro país alberga una composición pluricultural basada en sus pueblos y comunidades indígenas, población que representa casi el 10 por ciento de todo el país, que no por ser minoría se les debe tratar con burla.

Esta composición, dijo, se encuentra sustentada originalmente en las poblaciones que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse el proceso de colonización y que conservan sus propias instituciones sociales, culturales, jurídicas y políticas o parte de ellas.

Explicó que los derechos colectivos que les son reconocidos a los pueblos y comunidades indígenas como son la libre determinación, la autonomía, derechos políticos, el derecho al territorio y a la conservación de sus recursos, se encuentran reconocidos en un marco de culturalidad, resultado de un proceso histórico donde perviven las tradiciones ancestrales propias del derecho comunitario, que se manifiestan en el nombramiento de sus órganos de gobierno con base a sus propios procedimientos.

Expresó que el INE y demás organismos del Estado, en apego a los principios de constitucionalidad, legalidad, certeza, objetividad, imparcialidad, autenticidad, transparencia que rigen los procesos electorales, deben respetar a los grupos minoritarios bajo el principio de no discriminación como sujetos colectivos, a fin de garantizar el derecho efectivo de sus derechos político electoral en los procesos electorales a celebrarse este domingo 7 de junio de 2015

Los derechos políticos de los pueblos indígenas constituyen una arista que rompe con el paradigma tradicional de los procedimientos electorales institucionales por la implementación y coexistencia de una pluralidad jurídica basada en usos y costumbres indígenas, derechos que deben de ser entendidos y garantizados a la luz de los principios de justicia, equidad y no discriminación, subrayó.

Sostuvo que de acuerdo a tales exigencias constitucionales resulta necesario que las autoridades electorales se apeguen a un control de legalidad, imparcialidad y respeto estricto a las formas de organización electoral de los pueblos indígenas