El apoderado legal de la empresa Transportadora Turística de Michoacán (TTM), Gabriel Chávez Villa, señaló en rueda de prensa que es ilegal el secuestro que han sufrido por parte de la Asociación de Tranvías de Morelia a quienes acusó de querer monopolizar el servicio que se presta a los turistas con sus 6 unidades dejando retenida desde el pasado 20 de agosto el tranvía llamado «Guayangareo I» mientras que el Presidente Municipal de Morelia, Salvador Abud Mirabent, precisó que el conflicto sale de su competencia y que es la Cocotra la que debe verificar los permisos.

Chávez Villa dijo que es arbitrario el actuar de la asociación de tranvías y mostró la legalidad de sus operaciones al mostrar la concesión otorgada por la Comisión Coordinadora del Transporte (Cocotra) con la que cuentan desde el año 2012 además del permiso otorgado por la misma autoridad desde el año 2014 para establecer su base de operaciones en la Avenida Madero Poniente esquina con Abasolo además de la licencia de funcionamiento otorgada por el Ayuntamiento y el permiso para la venta de boletos.

Detalló que la retención de su unidad aparte de ilegal, es inconstitucional ya que vulnera al menos tres artículos básicos de la Constitución Mexicana; uno es el artículo 5 que señala que a ninguna persona podrá impedírsele que se dedique a la profesión, industria, comercio o trabajo que le acomode siendo lícitos y que nadie puede ser privado del producto de su trabajo si no es mediante resolución judicial.

Otro de los artículos vulnerados con la retención de su unidad es el 16 y 17 que señalan que nadie puede ser molestado en sus posesiones y que ninguna persona puede hacerse justicia por su propia mano.

Gabriel Chávez reclamó que los inconformes, «estén pasando por encima de nuestros derechos y por ello hacemos un respetuoso pero enérgico llamado a las autoridades para que pongan orden en este asunto y nos permitan continuar con nuestras actividades que son completamente legales» además de que con su acción, se limita la sana competencia y que por intereses particulares se dañe la imagen de un destino turístico tan importante como es Morelia.

Acusó que son entre 5 mil y 10 mil pesos diarios los que pierden con la retención de su unidad por lo que hizo el llamado para que las autoridades pongan cartas en el asunto y sus competidores prioricen la civilidad para no segur dañando más a la capital michoacana.

Por su parte los integrantes de la Asociación de Tranvías de Morelia a través de Carlos Mares, señaló que lo que ellos piden es que la unidad en conflicto sea ubicada en el sitio que le corresponde que es el Centro de Convenciones y no en el Centro Histórico pues aseguró que no tiene permiso para estar sobre la Avenida Madero.

Mientras que el Presidente Municipal, Salvador Abud Mirabent aseguró que la disputa que existe entre los dos grupos que manejan los tranvías turísticos es un tema que ha salido de la atribución del Gobierno Municipal por lo que es ahora la Cocotra la que debe verificar que las unidades cuenten con los permisos correspondientes.

El edil precisó que las unidades que prestan el servicio deben de contar con todos los requisitos necesarios «ellos lo que están disputándose es el mercado y hay quienes no cuentan con seguro de protección para los pasajeros además de que hay algunos que al parecer no tienen los permisos de la Cocotra por ello, se debe empezar por revisar que tengan todo en orden» apuntó.

Por último, Abud Mirabent hizo el llamado a ambas partes para que mantengan la civilidad pues consideró que el mercado alcanza para todos y agregó que lo más importante es que el servicio que brindan sea con seguridad y profesionalismo para el turista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.